Los aros sin lacar, tal y como su nombre indica no llevan ningún tipo de barniz, y sirven para principalmente decorar bonitos collares de lactancia para que las futuras mamas puedan dar el pecho comodamente.